Lauer, “La tumba inquieta“ y el 50 aniversario del Instituto de Estudios Peruanos.

junio 22nd, 2014 |  Publicado enNoticias

Mirko Lauer. Soy tu fanS. Me gusta mucho cómo funciona su cerebro. A lo largo del tiempo he disfrutado -aunque no necesariamente coincidido con él- de sus reflexiones, filias, fobias, pullas, preguntas, respuestas y ´desahueves´ en periodismo, literatura, ciencias sociales y más.

A continuación reseño (transcribo, para ser exactos) su magistral exposición* durante el aniversario 50 del Instituto de Estudios Peruanos donde de un brochazo nos cuenta cómo se fijo el espíritu del querido y admirado Instituto de Estudios Peruanos (IEP). Y por si faltara, ¡¡¡FELICES 50, querido IEP!!!

(VER vídeo a partir del minuto 17.25)

http://www.youtube.com/watch?v=K0PORoxcdWQ

“Lo primero que constato es que NADIE en esta mesa ha leído el texto que escribió, y por lo tanto, yo no me siento en la obligación de hacer lo mismo y reservo estas páginas para las actas de la reunión supongo; y ¿porqué lo hago?, primero porque no son tan cortas como lo que se me pide y segundo, porque he encontrado por el camino cosas en estos nuevos textos hablados,  que me interesan, sobretodo en el texto de Jose Luis Rénique con el cual tengo afinidades y distancias importantes y coincidencias.

Yo no he leído su texto de antemano, creo que nadie lo ha hecho, incluido él, pero he pensado a lo largo de las mismas cosas y una de las cosas mas provocadoras que tengo que decir  sobre el IEP en esta jornada autoreferencial y digo autoreferencial, porque cuando cumplió 30 años, el IEP no se atrevio a hacer el tema en su celebración y preguntó que había pasado en el Perú en sus últimos 30 años, esta vez sí el IEP discute al IEP y eso me parece formidable.

Estoy de acuerdo con el sentido clave, decisivo de esa mesa redonda de 1965 con Jose María Arguedas, yo en mi texto digo que ese momento fue la segunda fundación del Instituto de Estudios Peruanos, y esta segunda fundación es una tumba inquieta: se niega a irse ni a desaparecer.

Eso ¿porqué Quijano fue muy malvado con Arguedas, porque Arguedas se mató?, no, no tiene nada que ver con el asunto en mi opinión, es una tumba inquieta y se niega a ir y es una segunda fundación porque creo que en ese momento ese acto revela de que va, como dicen los españoles, el IEP.

¿Cómo veo yo al IEP en las lecturas que hago de los textos de Willy y del doctor Tanaka (Martin)?, lo veo como una realidad en donde en como los psicoanálisis lo mas importante es la primera sesión.

En la primera sesión está todo, eso es algo que ha sido dicho de alguna manera, yo lo quiero plantear con otro sesgo, en la primera sesión del IEP que es toda esta gente que se reune y se junta, están los elementos que se van a desarrollar a lo largo de 50 años, precisamente, primero está el grupo de personas, a mí me sorprende que no se haya puesto énfasis en los comentarios sobre el carácter liberal de este grupo que se reúne, la palabra liberalismo si mi “spell check“ no está malogrado no aparece practicamente en los textos que yo he podido ver, esa termina siendo la gasolina intelectual, filosófica, espiritual, si quieren con la cual va avanzando el IEP a lo largo de sus veintes, es la que le permite ser desde el inicio, discretamente, un contrapeso a las ideas filosóficas, políticas, vivenciales del marxismo en el Perú.

No importa que haya habido marxistas a bordo, esta no ha sido una institución que  los haya marginado ni perseguido. Pero ha sido otra cosa y ha promovido algo completamente distinto a lo largo no de los cincuenta años, porque despues de unas cuantas décadas ya no habia nada distinto, esto ha sido decisivo y aquí vuelvo al tema de Arguedas.

El liberalismo tiene pues parientes en el extranjero, tiene agenda, tiene proyectos, a donde vaya, no es un fenómeno nacional o nacionalizado y de alguna manera, mi sensación es que lo que José María Arguedas representaba en ese momento, y para el caso, Salazar Bondy, y otros iba profundamente contra el gran y estrecho mundo liberal ingles, e iba totalmente a contrapelo de lo que se estaba desarrollando e incubando en el IEP.

Mi sensación es que toda esa parte que Jose Luis Renique menciona como el dominio, la hegemonía de lo literario, el dice es porque es el unico discurso que la inteligencia peruana puede producir pero por lo que fuera, es así.

¿Y cuál es el protagonista de lo literario en un país?.

Es el héroe cultural. El héroe cultural es justamente el intelectual orgánico de la literatura, y Arguedas es efectivamente en ese momento un héroe cultural, perfectamente listo para eso, el problema es que el intelectual orgánico del liberalismo no es el héroe cultural, es el intelectual público, es el “public intellectual“, ¿no cierto?, que está preocupado por la aplicación del mundo de las ideas al mundo de las políticas públicas, al mundo de la tarea pública.

Y eso  es completamente distinta de lo que hace Jose Maria, no porque quiera, tal vez lo mismo pasaba con un monton de personas dentro y fuera del IEP, pero esa contradicción se resuelve extrañamente en una mesa redonda.

Yo me pregunto si se resuelve en una mesa redonda, yo no estoy seguro, creo que ese es un estudio que ustedes se deben, es un conflicto domestico, lío interno y contrastes entre tipos de intelectuales en el IEP, porque es en esa velada, que efectivamente el IEP, sin quererlo como quieran llamarlo, descarta, con un argumento absolutamente especioso, probablemente falso, pero muy eficaz; descarta al héroe cultural y entroniza al intelectual público.

Arguedas no puede ocupar un lugar tan destacado sino tiene una comprensión exacta de los fenómenos sociales económicos y de todo tipo que circula.

Y Arguedas se siente razonablemente ofendido, pero en esa reunión tiene que haber un segundo ofendido de todas maneras, porque yo estoy casi seguro que el señor José Matos Mar pensaba como Jose Maria Arguedas, entre otras cosas, porque lo que está sobre el tapete no es solo el tema intelectual público-héroe cultural.

Mi sensación que también está en el tapete, la propia antropología, ¿no cierto?, en los textos se hace hincapie sobre cómo los antropólogos son importantes en la fundación del IEP, ¿no cierto?, Cotler, Quijano, el propio Matos Mar son antropólogos, no son sociólogos, no son científicos de estas otras disciplinas.

Entonces, también en la antropología hay una especie de componente mágico, como decirlo sin que me linchen acá, iba a decir no racional, pero esa no es la palabra, no tecnocrático, ¿no cierto?, generoso y simpático que las otras ciencias probablemente no tienen.

Mi argumento es que a partir de la coyuntura de esta mesa redonda comienza un lento y eficaz decantamiento, es decir la gente que crea el IEP es una cosa que ellos mismos no saben, creo que no saben que son liberales, no saben realmente que su destino es ser intelectuales publicos en ese sentido, y que mas bien es el trabajo colectivo el que va a empezando a decantar esto.

La noche de la mesa redonda es un primer decantamiento violento, tosco, chusco si quieren incluso, pero un decantamiento, y el segundo es la salida de Jose Matos Mar, porque Matos Mar vaya que no era liberal en sus concepciones y sus visiones, y todo el IEP tenía ¿no cierto?, ese límite y ese peso, ¿no cierto?, la discreta pero eficaz mención de los contactos politicos de José Matos Mar, de su contacto con gobiernos, da cuenta perfecta del estilo personal, perfectamente lícito.

Con la salida de Jose Matos Mar, el IEP comienza a cambiar siento yo, en lo que voy mirando y el espacio en el cual esto se da efectivamente es la agenda investigativa.

No son tanto, estos grandes libros, ¿no cierto?. Siento que en el caso de los textos que he visto hay una confianza en esta idea de “red books“, que lo son dicho sea de paso, un conjunto de libros muy buenos que van a lograr educar, cambiar y además resolver, esta institución enfrenta los grandes problemas… a grandes problemas, grandes libros, sin embargo, yo siento que la agenda va por otro lado que los libros.

Y tan van por otro lado, que los libros son una línea muy coherente y muy bonita, muy valiosa en la historia en las ciencias sociales, en la politología.

Pero yo me tome la molestia de revisar todo el catalogo, mi sensación es que hay mucho más, ¿cuál es la palabra?, hay mucho mas vida si yo fuera un inversionista que viene a comprar una ong (no se preocupen ya aparecerán en el Peru), yo me fijaría mucho mas en los activos representados por esos 200 o 250 libros de temas medianos pero coherentes y articulados que en la docena de grandes libros que han hecho la gloria y la fama del IEP. Esto es lo que yo tengo que decir pero tengo mas cosas que decir pero que no encajarían con lo que he dicho.

Esos 250 libros explican porque el IEP ha llegado hoy a decir somos una ong importante igual que las demás…el IEP es una de los 6,7 ó 10 instituciones, creánme que no lo es por los doce libros, ¿no cierto?, cuando lo miras en perspectiva, los grandes libros le sirven a las editoriales, la línea de base, las aproximaciones metodológicas están mejor servidas en esos centenares de libros.

*Grapcias Alberto “Guti“ Vergara por el talán de la tumba inquieta.

Dejar un comentario a esta entrada

Hecho por Inventarte