Con ustedes, Kimberly Theidon, la autora intelectual de “La teta asustada”

marzo 5th, 2009 |  Publicado enNoticias  |  18 Comentarios

Kimberly Theidon, la autora intelectual del guión de “La teta asustada”

La premiada película “La teta asustada” de la directora, Claudia Llosa se basó en la creencia andina del traspaso del miedo y la tristeza que se da de madre a niño; creencia que fue investigada con rigor y precisión por la antropóloga estadounidense, Kimberly Theidon, la autora intelectual del guión de Llosa.

En exclusiva para Terra, va la entrevista con Kimberly Theidon, una mujer que ha afrontado con lucidez un tema tan duro de tratar: la violación sistemática del ejército en los distritos altoandinos a mujeres y niñas indefensos, olvidados por todos nosotros.

La antropóloga Kimberly Theidon investiga, desde mediados de la década del noventa, las violaciones y maltratos que sufrieron las mujeres durante la guerra interna que sacudió al país, en especial en Ayacucho. En sus estudios se describe la existencia de creencia que consiste en pasar la tristeza de madre a hijo a través de la leche materna. La bautizó con el sugestivo nombre de “La teta asustada”.

Theidon, que es profesora asociada de la Universidad de Harvard y autora del libro Entre prójimos (publicado en Perú por el IEP en 2004), estudió a siete comunidades campesinas en el centro-sur de Ayacucho, cuyas vidas quedaron marcadas a fuego por los años de violencia, en especial del período de 1980 a 1992, llamado el sasachacuy tiempo, “los tiempos difíciles” en quechua.

La investigadora contó, en conversación exclusiva con Terra, que se enteró de que la película La teta asustada de Claudia Llosa había ganado el Oso de oro en el Festival de Berlín por llamadas de sus colegas, quienes le dejaron mensajes en su contestadora. “Miré la premiación por Internet y luego vi a Magaly Solier hablando en quechua. Es lo máximo, es el sueño de cualquier investigadora. Yo estuve conmovida por lo que investigué y escribí, así que la idea de que ese trabajo pueda motivar a otras personas me congratula mucho”.

Theidon recuerda que hay un libro de Marcel Mauss sobre el don, que dice que los dones recirculan y establecen redes sociales. “Cuando me hablaron de sus experiencias, estas mujeres me encargaron un don, con la responsabilidad de reciprocar; yo compartí lo que me contaron. Pensar que haya una persona que normalmente no se interese por un tema de violencia sexual, pero que gracias a la película se acerque al tema, es una satisfacción enorme”.

Terra: Según sus investigaciones, ¿Fue la violación una estrategia de guerra durante los años difíciles? ¿Se podrá saber la magnitud de ella?

KT: No hay manera de saber la magnitud exacta, pero fue un hecho generalizado. Uno de los problemas es que el verbo violar no se usa en quechua; se usa “fastidiar”, “molestar”, “abusar”, etc.

En los inicios, me empezaron de hablar de abusos, pero en tercera persona, como hablando de otra comunidad a la distancia; pero poco a poco, cuando trabajé en Vilcashuamán, donde hubo bases militares, me decían “violaron a todas nuestras niñas”. Ahí me di cuenta que era un problema masivo.

En términos de violación grupal se trataba del Ejército, pues las mujeres narran experiencias de grupos de 20 personas que las atacaron. En cambio, (el método de) Sendero Luminoso era diferente: ellos entraban a “reclutar” a las chicas y luego decían “tú estas aquí, vas a estar con él”. Pero la estrategia de las Fuerzas Armadas era la violación en grupo.

Terra: ¿Qué otros tipos de abusos sufrieron las mujeres de las comunidades campesinas en Ayacucho?



KT: Un hecho que acabo de descubrir es que los sacerdotes, en alianza con el Ejército, comercializaban mujeres que pertenecían a Sendero Luminoso y que terminaban casadas con los indeseables de cada pueblo, tras una venta en el mercado.

Es una revelación: los sacerdotes ponían a caminar a las mujeres que atrapaban a los miembros del Ejército, y a la fuerza tenían que casarse. Ese fenómeno recién acabó cuando entraron los warmakunas (“jóvenes modernos”). Estas mujeres salvaban su vida, casándose con los “opas” (tontos) o viejitos de cada pueblo; los sacerdotes sacaban dinero por el matrimonio, fue una manera de resignificar el parentesco con la violencia sexual.



Terra: ¿Es difícil romper el hielo al hablar de un tema tan difícil con las mujeres de Ayacucho?



KT: Para mí era éticamente imposible preguntarle a alguien: “¿señora, fue usted violada?”. Nosotros buscamos hablar con las mujeres en un contexto donde no sintieran que iban a recibir una retribución a cambio, pero si uno se queda mucho tiempo viviendo con la gente, ellas van a empezar a hablar.

Cuando empezaron a hacerlo, me fascinaron varias cosas. El contexto, pues tenían que explicar por qué estaban vulnerables ante el atacante; luego, todo lo que hicieron para defenderse, o para defender a sus familiares durante el ataque. Pienso ahora en una madre cuando narró su experiencia con 5 soldados: “yo les dije de frente que no iban a tocar a mis niñas salvo que me maten”. En su historia, aunque vivió una experiencia horrible, hay algo de orgullo porque pudo defender a sus hijas, a quienes querían violar los soldados. Esta señora las agarró entre sus piernas y las protegió durante ese momento repugnante.

Terra: ¿Usted quiere decir que nuestras mujeres buscaron el heroísmo y mantuvieron la dignidad en un trance tan difícil?



KT: Me da tanta pena que las violadas siempre sean humilladas, estigmatizadas. Esas mujeres lo hicieron para salvar a sus hijos, pero lo que me da tanta pena es que siempre que se habla de las violadas se habla de suciedad, de un estigma, pero no hay tiempo para hablar del heroísmo. ¿Cuántas vidas se salvaron por el sacrificio de estas mujeres? A cambio se les ataca, los maridos las abandonaron. Ocurrió una doble injusticia, eso es lo que me mata.

Terra: ¿Cuán generalizado fue el fenómeno de “la teta asustada”?



KT: Absolutamente omnipresente. Durante los años del terror surgió una y otra vez el temor de dar de mamar a los niños, pasarles la leche de rabia, la leche de preocupación. Hubo mujeres que intentaron dejar morir a sus bebés. “Mira, yo les di teta de preocupación, ¿qué va a pasar con esa criatura?, ¿cómo va a vivir así?”. Fueron mujeres que dejaron a sus bebés boca abajo, esperando que fallecieran. Se cometió infanticidio por evitarles una vida de sufrimiento. La idea de que jamás iba a ser normal un bebé que ha tomado esa leche, en el útero o en la lactancia, fue un fenómeno absolutamente generalizado.

Terra: ¿El nombre de “teta asustada” se lo dio usted o la enfermedad ya se llamaba así?



KT: Fue el nombre que le puse al traducirlo del quechua. Es lo que la gente dice, “leche de rabia”, “leche de miedo”. Para mí fue la mejor manera de traducir este fenómeno, y lo usé por vez primera en mi tesis y luego en varios artículos y libros. Me puse a pensar cómo se sentirá una mujer con el temor de que su propio cuerpo sea un peligro para su bebe. Que la cosa más natural que se la da a un bebe es lo que lo daña. Es terrible.

Terra: ¿Cómo fueron esos niños que fueron producto de la violación y cuyas madres no fueron asistidas en su salud mental?



KT: Es un tema muy difícil. Hubo mujeres que intentaron abortar con hierbas, literalmente no podían tolerar el feto. Cuando hablamos de una mujer producto de la violación se está jugando con el tiempo, porque se crea una memoria futura: cada vez que esa mujer vea la cara de su hijo recordará el momento más difícil de su vida. Un día encontré un niño que casi no hablaba, que solo se la pasaba pastando a su llama y a sus dos cerdos, y al preguntar sobre su historia me dijeron que se llama Chiqui, es decir “maldición” en quechua. ¿Puedes imaginar que haya una criatura con un nombre tan terrible? Está marcado para siempre.

Terra: ¿Cuán necesaria es una política de salud mental en zonas afectadas por la violencia?

KT: Para mí no se trata solo de pensar en los servicios de salud mental. La violencia sexual fue en fenómeno en la guerra interna, pero, ¿dónde están los hombres que cometieron las violaciones, sean soldados, ronderos o senderistas? En una guerra se exacerban las violaciones, pero ¿qué pasa en tiempo de paz?

Me da pena la carga negativa que cae sobre las mujeres, pero cómo podemos hablar solamente de la mujer y de su estigma, olvidándonos de los hombres. Entrevisté a oficiales de la Marina que me dijeron que sus jefes incentivaban la violación; yo abriría un espacio en las Fuerzas Armadas para hablar del tema en tiempos de paz, y me preguntaría qué tipo de sociedad queremos para nuestros niños y adolescentes sino reflexionamos sobre los actos de violación masiva que cometieron sus miembros a miles de mujeres, cuyas vidas quedaron estigmatizadas.

Terra: ¿Considera que el premio a la película La teta asustada ayudará a conocer mas esta terrible realidad que vivieron las peruanas en los Andes?



KT: Claro que sí. Es una película que abrirá el espacio para dialogar sobre lo que pasó; queremos que sea una ventana de esperanza al diálogo sobre la persistencia de la violencia sexual en tiempos de paz, un desafío para cualquier investigador social.

Paola Ugaz / Terra Perú

Magaly Solier, celebrando el oso con la fuerza de su juventud y magnética dulzura

Claudia Llosa, directora de “La teta asustada”, con la sonrisa tatuada en el rostro.

Gracias al maestro Heduardo por el cherry a “La teta antropológica” junto al utero, J. Godoy y M. Tanaka

En el blog de Alvaro Durand Sanchez-Aizcorbe (Cuida la cuadra)

Comentarios

  1. Pedro Tierra says:

    marzo 5th, 2009at 16:12(#)

    Terrible el testimonio de la investigadora Kimberly Theidon.

    Conocer estas cosas que eran el pan de cada día en los aciagos años 80 resulta conmovedor.

    También se explica porqué Alan García y los seguidores de Fujimori se juegen a fondo para que no existe memoria de esas vivencias y sucesos que se ensañaron con la población peruana más desvalida.

    Explicable por que García y Fujimori, más el gordo que el japonés, hicieron lo necesario para crear clima, condiciones y escenarios para que estos crímenes se produzcan. Ellos, con todos los sistemas de información que los servían tuvieron perfecto conocimiento de lo que pasaba y no movieron un dedo para evitarlo.

    Falta nomás que a la Theidon la acusen de “caviar” sino de “proterruca”….ya aparecerá un Edgard Núñez o la misma Cabanillas….

    http://eltractorrojo.blogspot.com/2009/02/el-teton-amnesico-y-la-teta-asustada.html

    Por eso se oponen al MUSEO DE LA MEMORIA.

  2. cuidalacuadra says:

    marzo 5th, 2009at 16:31(#)

    ‘Paola Ugaz acaba de publicar en su blog Reportaje al Perú una extraordinaria entrevista que realizó, en exclusiva para Terra, a Kimberly Theidon…’

  3. coordinadorapoliticosocialdemujeres says:

    marzo 6th, 2009at 11:53(#)

    Quisiéramos preguntar lo siguente:
    1.- Habla Kimberly quechua
    2.- Si lo habla lo hace fluidamente
    3.- El tamaño de la muestra: Cuantas mujeres, edades
    4.- Tiempo de la investigación
    5.- Procedencia de las mujeres violadas

  4. 29x55 says:

    marzo 7th, 2009at 7:33(#)

    El caso de abuso sexual no es nuevo en situaciones de guerra, y en el caso particular de Japón y Corea, las víctimas coreanas están exigiendo reparaciones al Estado Japones.

    En nuestro país, en adición a exigir el arrepentimiento público de los perpetradores de los abusos, tambien el Estado debiera entregar reparaciones a las víctimas.

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/asia-pacific/6414445.stm

  5. Marco says:

    marzo 7th, 2009at 11:03(#)

    Que bueno que hayan personas que se interesen en esos temas y no busquen algo a cambio. Como se dice, sus estudios ayudaron mucho en la creación de esta galardoneada película.

  6. cuidalacuadra says:

    marzo 7th, 2009at 22:51(#)

    Pao, nuevamente gracias por el link y la mención a mi blog, pero te equivocaste al poner el blog de Augusto… mi nombre es Alvaro.

    ¿Alguna posibilidad de corrección?

  7. Anonymous says:

    marzo 10th, 2009at 16:25(#)

    te estás perdiendo este chongo

    SILVIO RENDON TIENE DOS RUC, ESTÁ INSCRITO EN CONSUCODE Y TRABAJO PARA FUJIMORI

    http://www.loscomechados.com/2009/03/otra-bronca-bloggera-un-doble-ruc-y.html

  8. Adan says:

    marzo 19th, 2009at 22:15(#)

    El curar una herida siempre producira dolor al abrirla nuevamente para quitar la infeccion. Pero aun no se ha curado nada,la herida andina sigue lascerante, durante generaciones, guardada en almas,que andan en silencio, llevando penas, penas que conllevan a lo que por ejemplo hizo esa madre, matar a su hijo, frente a la impotencia, frente a la maldicion, el continuo desprecio por ser autoctono, el haber sido convertido en esclavo en su propia casa.( serrano es un insulto en algunas esferas de nuestra sociedad).Lamento que hasta hoy sigan muriendo pueblos a falta de conocimiento, y no hablo de la sabiduria cientifica, sino de las verdades como el perdón, que son capaces de liberar almas, y quitar la amargura.No podemos ocuparnos en buscar culpables,confrontacion o solucion. El daño es interno, la solucion es interna y personal.Lamento tambien nuestra indiferencia hacia nuestros congeneres,ya que la herida aun esta abierta, y bailamos en un entierro ajeno, posando victoriosos llenos de magnetica energia.La vanagloria nos seduce aun, haciendonos olvidar el verdadero objetivo de las pruebas y los golpes en esta vida que se nos va dia a dia. La realidad es nuestra tambien, somos parte de un todo, esto no es solo un mal andino; en escandinavia la gente se suicida, las cifras son las mas altas del mundo, esto es alarmante!.Que es pues la victima y el victimario? que el fusil y que la carne acribillada? que es el lamento y que una celebracion? si nos mas que hermanos que viven separados, distantes en el alma, vacios de amor, indiferentes, ocupados en satisfacer los deseos de su corazon, primero.Amigos!!!! ayudenme a despertar cada dia, con esta claridad, ayudenme a no adormecerme en la comodidad de mi departamento olvidandome del mal que azota a mis congeneres.Todo lo que sembramos estamos consechando. No perdamos mas la sensibilidad por lo justo, por lo puro y verdadero, por lo amable por lo de buen nombre, por todo aquello que es digno de en que ocupar nuestro pensamiento. Acerquemonos sacrificando lo que mas queremos, para ofrecerlo en muestra de alianza y en busca de paz, y esto no es material, son tus ojos, tu amor. Busquemonos mas, no para estudiarnos, si no mas bien para amarnos un poquito aunque sea.

  9. Carlos A. Quiroz says:

    marzo 20th, 2009at 2:54(#)

    Es bueno que se hable del tema de las mujeres violadas en el conflicto interno peruano. Pero me molesta que los peruanos esperan que sea una extranjera quien denuncie el caso una decada despues, para lamentar esas barbaries. Me molesta cuando la gente utiliza el dolor ajeno para ganar creditos personales. Sobretodo es asqueante la forma como se utiliza el tema en La Teta Asustada, como se aprovechan del dolor ajeno, y lo peor es que en ningun momento se menciona el racismo detras de esta violencia, cuyas consecuencias se viven hoy en la violencia juvenil de las ciudades andinas.

  10. La teta rica de Claudia Llosa y Magaly Solier va por el Oscar :: Reportaje al Perú says:

    febrero 2nd, 2010at 22:47(#)

    […] Les dejo la entrevista que le hice a Kimberly Theidon, en marzo del año pasado (Terra) […]

  11. La Teta Asustada (( mock-heroic.net )) says:

    febrero 4th, 2010at 10:47(#)

    […] of Anthropology at Harvard University and Director of Praxis, Institute for Social Justice. In an interview with Reportaje al Peru, Kimberly Theidon offers an insight into the name ‘la teta […]

  12. » Entrevista con Kimberly Theidon, la madre de “La teta asustada” » Cinencuentro - No podemos parar de hablar de cine says:

    febrero 15th, 2010at 18:00(#)

    […] Paola Ugaz también conversó con la investigadora a inicios del 2009, luego que la cinta peruana ganase el Oso de […]

  13. Alberto Pastor says:

    marzo 6th, 2010at 9:57(#)

    Siendo una antropóloga e investigadora no debe llegar a conclusiones que configuran “acusaciones” tan subjetivas y genéricas.
    Debe remitir ante la denuncia de “los sacerdotes, en alianza con el Ejército, comercializaban mujeres que pertenecían a Sendero Luminosos” fechas y locaciones para identificar a los responsables, por lo menos en el caso de la Iglesia Católica es abierto el registro de los sacerdotes que actuaban en cada Diócesis y en cada parroquia.
    Bajo el marco de una supuesta investigación científica no se pueden lanzar acusaciones ambiguas y genéricas (“Sacerdotes” sin precisar de que confesión o culto y “el Ejército” abarcando a las tres fuerzas armadas) que desvirtuan la seriedad de lo expuesto.
    Lo que debiera ser un riguroso estudio científico que nos lleve a la verdad termina convertido en chisme de pueblo o como lo llaman en los EEUU “urban legends”.
    Se debe presentar un estudio antropológico al respecto contestando las interrogantes planteadas acá y las precisadas por coordinadorapoliticosocialdemujeres.

  14. Kimberly Theidon, la autora intelectual de La teta asustada « Holismo Planetario en la Web says:

    marzo 30th, 2010at 16:51(#)

    […] Theidon, la autora intelectual de La teta asustada http://www.reportajealperu.com/2009/03/con-ustedes-kimberly-theidon-la-autora-intelectual-de-la-teta… Con ustedes, Kimberly Theidon, la autora intelectual de “La teta asustada” Kimberly […]

  15. Mauricio Zegarra says:

    marzo 30th, 2010at 17:41(#)

    Para Aurelio, perdon Alberto Pastor, la confusion se debe a la gran similitud de criterios, con nuestro imprescentable ex ministro.
    Con la berborrea y demagogia de siempre buscan desvirtuar la investigacion de una profesional que teniendo conocimiento del drama que vivieron miles de mujeres de nuestra patria, se intereso en investigar in situ este problema derivado de la guerra interna que vivio nuestra patria, personas de tus mismas ideas e intereses siempre buscaran poner piedras a la verdad por que no les conviene, la verdad es una sola, la verdad de la historia de la guerra interna recien se esta llegando a saber, la version de las autoridades del estado peruano, ha sido falsa. El ejercito violo masivamente a las mujeres claro que si, quieres comprobarlo pues tu tomate el interes de averiguarlo por propia fuente y directamente en el campo, si tanto dices sanamente dudar, no creo que te interese un pito, por eso que sales a desvirtuar, con vanas intenciones de un pitoniso que trata de ocultar el sol con un dedo, ah derepente tu mundito, el peru solo fue los entornos de miraflores o san isidro, no vengas arepetir los comentarios de la prensa de aldo mariategui y todo reaccionario que anda suelto.
    La iglesia se presto para estas aberraciones claro que si, sino por que crees que su maxima autoridad en Ayacucho, si el hoy cardenal siempre dice que los derechos humanos son una cojudez, aun asi no quieres entender, entonces, en realidad estoy conversando con Aurelio Pastor o cualquier Aprista o Fujimorista.

  16. Rodolfo Inti Oropeza says:

    abril 4th, 2010at 18:40(#)

    No hay duda de que las subjetividades siguen existiendo en la mente de los subjetivos que divagan en la subjetividad. Soy profesor que ha vivido practicando la medicina tradicional en la regíon ancash – huaraz- donde sé por experiencia propia que la teta asustada ( signos internos hereditarios reflejados en las emociones de los neonatos) existió y exisitirá como parte de la herencia mistica de generaciones de un pueblo que está consignado al sufrimeinto, opresión, olvido, pobreza, dolor y marginación. Los sacerdotes y el ejercito, cumlen funciones coyunturales de acuerdo al sistema donde viven…

  17. Historia Global Online » Los historiadores y el alcohol says:

    junio 26th, 2010at 8:20(#)

    […] El alcohol y las secuelas de la guerra”), en el cual Kimberly Theidon, la autora cuya investigación sobre las secuelas del Conflicto Armado Interno en las mujeres sirvió de base a la elaboración […]

  18. Gabriel Gomez tineo says:

    enero 14th, 2011at 17:11(#)

    Sin duda es un gran aporte a la ciencias sociales, en película pareciera que fueran historias ficticias, sin embargo Theidon demuestra que fueron hechos reales que sucedieron en las comunidades alto andinas. los temas de estrés postraumaticos precisamente son uno de los indicadores de estos hechos atroces que pasaron en las comunidades, frente a ello que han hecho las clases gobernantes, acaso no es suficiente este ejemplo de película galardonado en Alemania y nominado al oscar y mas aun si el libreto fue sustentado en investigaciones académicas de la talla de Theidon. Una ves se debe dar inicio con las reparaciones por lo menos con implementar establecimientos para tratar temas de salud mental.

Dejar un comentario a esta entrada

Hecho por Inventarte