Lazos peligrosos rodean la elección del Tribunal Constitucional

junio 14th, 2007 |  Publicado enNoticias  |  10 Comentarios

De cómo se frustró la elección de Javier Ríos Castillo, uno de los miembros del Tribunal Constitucional -elegidos en bloque y al caballazo- en el Congreso y de cómo fue ampayado en el delicioso restaurante de comida chiclayana “Fiesta” con el ex ministro del Interior, Agustín Mantilla; el operador de Vladimiro Montesinos, Oscar López Meneses; el general Roberto Vértiz; el mayor Germán Cuadra y el hermano de Mantilla, Jorge.

Les dejo la crónica que se preparó para el tema junto a la foto del legendario fotógrafo de la revista “Caretas”, Oscar Medrano, que ilustra su portada.

Nº 546, 13 de junio del 2007

LA PRIMERA FOTO DE UNO DE LOS MAGISTRADOS CONSTITUCIONALES HOY ELEGIDOS: DIME CON QUIEN ANDAS Y TE DIRE QUIEN ERES

A dos manos, y sin dejar de pensar en “El Azar y la Historia ” de Basadre, IDL cuenta cómo fue que se tomaron las oportunas fotos de las que nadie podrá dejar de hablar por un buen tiempo, en las que aparecen uno de los flamantes magistrados constitucionales elegidos hoy por el Congreso, Javier Ríos Castillo, en compañía nada, pero nada santa, para luego analizar el significado político y jurídico de la forma y los resultados de esta mal hecha elección de cuatro nuevos integrantes del Tribunal Constitucional.

LOS COMENSALES DEL “FIESTA”

Paola Ugaz

Faltaban pocas horas para la elección de los magistrados al Tribunal Constitucional, (aunque eso lo sabían pocos), cuando fueron llegando, uno a uno, los integrantes de un extraño grupo que ingresaron a un privado del excelente restaurante de comida chiclayana “Fiesta”. Ahí terminaron juntos, nada menos que el ex ministro del Interior aprista, Agustín Mantilla; su hermano Jorge Mantilla; el sentenciado por compra de equipos de chuponeo y cercanísimo allegado de Vladimiro Montesinos, Oscar López Meneses; los militares en actividad, general EP Roberto Vértiz Cabrejos y comandante EP Germán Cuadra; y el hasta entonces candidato al TC y abogado de pasado proceloso, Javier Jesús Ríos Castillo.

“La mesa 20” fue reservada por el general Roberto Vértiz Cabrejos, para camandulear comiendo rico. Por ahí pasaron la tortilla de raya, las humitas rellenas con pechuga de pollo, la sangrecita guisada con hierba buena, las patitas de cerdo en zarza, el cebiche norteño; el arroz con pato y seco de fríjoles con cabrito, el pepián de garbanzos con pavita guisada…

Pero lo que se comió se subordinó a lo que se habló; porque hubo una demora de una hora entre la llegada de las entradas y los platos de fondo, en el comedor privado del restaurante.

En el momento de la entrega de los ajíes y las salsas criollas, un equipo de reporteros de la revista “Caretas” y de IDL, previamente advertido de la ilustre concurrencia, ingresó al privado, y luego de saludar cordialmente a los muy sorprendidos comensales, el legendario fotógrafo, Oscar Medrano, grabó las fotos para la posteridad. Ahí estaban: en la cabecera de la mesa, Agustín Mantilla con un babero a guisa de servilleta, para que no se le manche la camisa.

A su lado, López Meneses temblaba; el ahora magistrado de truculento pasado, Javier Jesús Ríos Castillo, ocultaba la cara sin éxito alguno, mientras que el general Vértiz y el comandante Cuadra no sabían dónde poner la propia.

 Mantilla fue el único en tomar con filosofía la llegada de la prensa. Les dijo que “todo lo que hacen tiene trasfondo político” para después enviarle saludos, que no sonaron excesivamente cordiales, al director de “Caretas”, Enrique Zileri.

 En el salón contiguo –ubicado en el segundo piso del local- se ubicaron cerca de 8 guardaespaldas que departieron relajadamente hasta que Vértiz empezó a dar de gritos tras la incursión periodística.

 El ahora magistrado del TC, Javier Ríos Castillo, estuvo prófugo del país a mediados de los años noventa por la compra ilícita de equipos de chuponeo durante su época de funcionario de la Universidad Ricardo Palma, y a la vez de “fixer” de muchos casos en el Poder Judicial, donde solía vérsele con maletas de dinero. Pese a esos antecedentes, Ríos Castillo fue escogido hoy entre los 4 nuevos miembros del Tribunal Constitucional.

 Ahora preguntado por los periodistas, Ríos Castillo indicó que pasaba “de casualidad” por la mesa de Mantilla y López Meneses; y que por ello estuvo junto a ellos, en el salón privado ubicado en el segundo piso del “Fiesta”.  Luego, Ríos Castillo diría en televisión que se trató de una reunión de chiclayanos diabéticos con Mantilla, otro diabético, para hablar de sus niveles de glucosa. La presencia de los periodistas de Caretas e IDL parece haber tenido un efecto de insulina.


EL COMIENZO DEL FIN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Ernesto de la Jara

La elección de los 4 nuevos miembros del Tribunal Constitucional (TC) terminó como comenzó: al caballazo, sin ninguna transparencia y producto de una oscura y peligrosa componenda política bajo la mesa.

El día de hoy 13 de junio, la Presidenta del Congreso Mercedes Cabanillas, conminó a Aurelio Pastor, presidente de la comisión evaluadora para que presentara la lista de los 4 candidatos al TC, exigiendo a los congresistas que ninguno se moviera del hemiciclo hasta que se consumara la elección. Con el fin de asegurar el resultado la propia Presidenta votó desde su escaño, al igual que el Primer Ministro Jorge del Castillo, quien minutos antes había aparecido en el hemiciclo.

Salieron elegidos Javier Ríos, Luis Alarcón, Vladimir Paz de la Barra y Gerardo Eto. Con 84 votos a favor (se requerían 80), 20 en contra, 5 abstenciones y 11 ausentes.

A diferencia de todas las anteriores veces en que se han elegido magistrados constitucionales por el Congreso, solo se conocieron los nombres de los preseleccionados por la comisión evaluadora, minutos antes de la elección por el pleno. Con esta forma de proceder, lo que han pretendido las fuerzas políticas predominantes en el Congreso es producir un hecho consumado.

En los días anteriores no solo no dio a conocer formalmente los nombres que se presentarían sino que se circuló cual rumor una lista muy distinta a la que se presentó y aprobó. ¿Un sicosocial de los de antes?

Y se procedió así, al caballazo, a pesar de que lo que se venía exigiendo en el país desde diferentes sectores (medios de comunicación, el propio presidente del TC, instituciones como la nuestra, personalidades, Confiep, CGTP, etc.), era todo lo contrario: transparencia y racionalidad en la elección.

Finalmente el Congreso terminó eligiendo a la mayoría de los miembros del Tribunal Constitucional (4 de 7) sin haber cumplido con publicar las hojas de vida de los candidatos, sin hacer públicas las entrevistas realizadas a escondidas, sin explicitar los criterios que se usaron para incluir y excluir y sin permitir que los candidatos que iban a ser presentados dialogaran con los medios de comunicación y expertos en la materia.

Ahora entendemos claramente porqué Aurelio Pastor intentó boicotear la audiencia pública convocada hace unos días por el congresista Yhony Lescano -también miembro de la comisión evaluadora y muy crítico de todo el proceso- en la que los candidatos debían destacar los principales puntos de su trayectoria y sus ideas sobre el TC.

 Pero lo más grave de todo es que esta forma de proceder del Congreso ha llevado a un resultado indeseable, que pone en peligro el futuro del Tribunal Constitucional y, de esa manera, la vigencia del estado de derecho y de la institucionalidad democrática del país.

 Y hacemos esta afirmación tan grave y categórica, en primer lugar debido a que entre los cuatro elegidos por el Congreso esté alguien como Javier Ríos Castillo, quien, como se ha explicado en la primera parte de este texto, aparece en una foto tomada un día antes de su elección, almorzando en el ambiente privado de un restaurante con personajes de la calaña de Agustín Mantilla y Oscar López Meneses, entre otros, vinculados a gravísimos actos ilícitos como ya se ha explicado.

 Es realmente inaudito y muy sospechoso que la comisión, ni el Pleno del Congreso hayan hecho caso a los cuestionamientos que se han venido haciendo contra Ríos durante todo el proceso de elección.

 En nuestro caso, por ejemplo, hemos recordado en distintas oportunidades la acusación de la Universidad Ricardo Palma contra él, de haberse apropiado ilícitamente de una significativa suma de dinero, por lo cual fue procesado judicialmente, lo que determinó su salida del país y que fuera declarado reo contumaz. Si bien, Ríos terminó absuelto por un poder judicial que, como bien sabemos, muchas veces incurre en irregularidades y actos de corrupción, la universidad mantiene la acusación. Prueba de ello, es que la vez pasada, cuando el mismo Ríos postuló al TC, con el anterior Congreso, dicha casa de estudios formuló una tacha formal contra él. Esta tacha no fue declarada fundada, pero por algo será que Ríos no alcanzó la mayoría requerida.

Contra Ríos Castillo, la revista Caretas publicó también una denuncia vinculada esta vez a la Universidad San Martín de Porres, de la que también fue abogado. La acusación consistió en que el hoy elegido magistrado de nuestro Tribunal Constitucional colaboró con el segundo vicepresidente de la República en la época de Fujimori, César Paredes, a impedir el ingreso de una comisión reorganizadora que había sido nombrada para investigar una serie de irregularidades que ocurrían en dicha universidad.

El presidente de dicha comisión reorganizadora se refirió en ese entonces a Ríos Castillo en los peores términos, tal como lo consigna en su momento la revista Caretas: ”Ríos tenia un botín que distribuía en todos los juzgados civiles y penales; esa es la gran cantidad de dinero que se le ha dado a este abogado y que nadie sabe en que ha gastado. Una de las últimas intervenciones de Ríos Castillo consistió en que después del fallo de la suprema a favor de la Comisión Reorganizadora, consiguió mediante actividades clandestinas, tomar el expediente y archivarlo en el Tribunal Constitucional que no existía en ese momento, a través de una medida denominada el derecho de casación “.

La oportuna foto tomada por el periodista Oscar Medrano de Caretas a Ríos Castillo en tan “distinguida compañía”, no es más, entonces, que el registro visual de una trayectoria absolutamente oscura, llena de denuncias y acusaciones que se conocían desde hace mucho tiempo.

Pero esa es la persona que 84 congresistas acaban de elegir de un momento a otro para ser magistrado del mas alto tribunal del país, como lo es el TC, órgano del que depende resolver qué leyes son constitucionales o inconstituciones y qué amparos o hábeas corpus proceden o no.

Vladimir Paz de la Barra, es otro de los elegidos por el Congreso para el TC, pese a los cuestionamientos que también se han venido expresando durante el proceso contra él. Destacamos dos: ser actualmente abogado de Ángel Romero, el Presidente de la Corte Superior de Lima, que la OCMA suspendió en el cargo y acaba de pronunciarse por su destitución por no haber acatado un precedente vinculante precisamente del TC, en una acción de amparo; y haber estado vinculado a la desaparición del expediente del narcotraficante Evaristo Porras.

Una prueba contundente de que la bancada aprista no ha querido de manera premeditada poner verdaderos juristas en el TC es que, de los varios candidatos con afinidad aprista, eligió a Alarcón, y no a uno que habría sido celebrado por todos, debido a que tiene inequívocamente todos los méritos para ser magistrado constitucional: Camilo Carrillo. Como él mismo dijo en la audiencia pública organizada por Lescano: “prueba de que seré independiente en el TC es que estoy acá”, haciendo alusión a que los apristas se oponían a la realización de dicho evento. Y por ello mismo- agregaríamos nosotros- el Apra le bajó el dedo.

Se han elegido a candidatos absolutamente cuestionables, cuando en esta oportunidad había varios que tenían el perfil indispensable, en términos profesionales y de trayectoria democrática. Mencionamos, entre otros –además de Camilo Carrillo- a Oscar Urviola, cuya candidatura había sido presentada por diversas y reconocidas instituciones de Arequipa. O la de Rocío Villanueva, con una destacadísima trayectoria académica y 10 años de trabajo como adjunta del Defensor del Pueblo, aparte de ser la única mujer que habría integrado el próximo TC. O por ultimo, mencionamos el nombre de Ernesto Blume, con quien se puede discrepar en algunos temas, pero nadie podría negar su condición de jurista.

Con este golpe al Tribunal Constitucional, para nosotros la situación de la institucionalidad democrática del país, se divide en un antes y un después. Se ha producido un quiebre peligrosísimo. Como lo veníamos advirtiendo, cuando veíamos venir lo que hoy se consumó: así como Fujimori terminó con el TC, destituyendo a cuatro de sus integrantes, el régimen actual pretende neutralizar a esta importantísima institución, que viene además cumpliendo un papel sumamente reconocido, nombrando a magistrados que no solo carecen de los requisitos mínimos sino que poseen trayectorias turbias y peligrosas.

El costo político de esta decisión era fácilmente previsible, por lo que el hecho de haberse tomado aun así, permite sospechar que para lo que se viene, pesa más el no contar de aquí para adelante con un Tribunal Constitucional independiente y que puede poner freno a las arbitrariedades del poder.

Nota en la Revista “Caretas”

Rios Castillo en RPP

Renuncia Ríos Castillo en “El comercio”

Augusto Alvarez Rodrich


Fernando Vivas en “El Comercio”

Habla la “abogada” Ugaz que desmiente a Ríos

En Peru.com


Retiran a los militares

EN LOS BLOGS

Juan Sheput

El utero del nene

Las picantes Pepitas

Comentarios

  1. Tanque de Casma says:

    junio 15th, 2007at 12:13(#)

    felicitaciones, amiga
    buena pepa

  2. alien says:

    junio 16th, 2007at 0:24(#)

    Excelente ocasión para demostrar todo lo que sabes, la oportunidad toca a la puerta pocas veces, buena

    Aliensombra

  3. hierax2 says:

    junio 20th, 2007at 14:29(#)

    Permitaseme discrepar:
    Cuando Ernesto la jara señala: ” Se han elegido a candidatos absolutamente cuestionables, cuando en esta oportunidad había varios que tenían el perfil indispensable, en términos profesionales y de trayectoria democrática. Mencionamos, entre otros…el nombre de Ernesto Blume, con quien se puede discrepar en algunos temas, pero nadie podría negar su condición de jurista” .
    Creo entender que señalas esto porque no estas al tanto de las cosas, te comentare lo siguiente:
    Ernesto Blume fue abogado de Alberto Andrade y asesor externo de la Municipalidad de Lima. Te trascribire extractos de la Resolución de Contraloria General N° 298-2005-CG y del Informe especial N° 186-2005-CG/ZG, en la que se autoriza al procurador iniciar acciones legales contra presuntos responsables de ilicitos penales en agravio de la Municipalidad Metropolitana de Lima, contra el estudio Juridico Blume y Amprimo por suscribirse 6 contratos sin mediar proceso de selección, y 6 contratos con Ernesto Blume Fortini por servicios de representatividad de la MML y de su alcalde tambien sin mediar proceso de selección, por un monto de S/. 1´780,000.00 soles, imcumpliendose leyes presupuestales, asi como las normas que regulan los procesos de selección. Ademas no se conto con los informes técnicos legales que sustenten la necesidad de la contratación ni se elaboraron las especificaciones tecnicas correspondientes al servicio a ser prestado, obviandose al organo de abastecimiento y servicios auxiliares, constituyendo indicios que denotan un interes indebido en dichos contratos, constituyendo estos hechos indicios razonables de la comisión del delito de Corrupción de funcionarios en la modalidad de Negociación incompatible con el cargo, previsto y penado en el articulo 397° del Codigo Penal vigente a la fecha de los hechos.

    Señalas que es un DEMOCRATA, discrepo contigo, creo que no lo es, ya que por asesoria de él y de su estudio Juridico la MML DESACATO decenas de sentencias judiciales y que han obligado al ESTADO peruano a ser demandado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para que se de cumplimiento no solo a las ordenes de reposicion de mas de 1,000 trabajadores municipales sino tambien un pago MILLONARIO. Por esta irresponsabilidad del alcalde y sus asesores.
    Ernesto Blume pretendio mediante una ordenanza municipal ampliar los alcances de la ley 26093 Ley de evaluaciones semestrales y el Tribunal constitucional declaro INAPLICABLES algunos articulos de dicha ordenanza esto lo pueden ver en el siguiente lick http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2000/00555-1998-AA.html
    Señor Ernesto Blume, las mas de 50 muertes de trabajadores municipales y el drama familiar que usted y Andrade provocaron al despedir mas de 1,000 trabajadores INJUSTAMENTE, no se olvida.

    Saludos

    Angel Arbañil
    Ex Trabajador Municipal

  4. Desde el Tercer Piso » MAGISTRADO POR UN DIA DEL TC BENEFICIADO POR SENTENCIA says:

    junio 30th, 2009at 0:02(#)

    […] del Tribunal Constitucional, en un proceso poco transparente. Tuvo que renunciar al cargo luego de una célebre foto con Agustín Mantilla y su salida dio lugar a que se conociera como Mercedes Cabanillas y José Cevasco manipularon el […]

  5. MAGISTRADO POR UN DIA DEL TC BENEFICIADO POR SENTENCIA « Willyretis’s Weblog says:

    junio 30th, 2009at 23:30(#)

    […] del Tribunal Constitucional, en un proceso poco transparente. Tuvo que renunciar al cargo luego de una célebre foto con Agustín Mantilla y su salida dio lugar a que se conociera como Mercedes Cabanillas y José Cevasco manipularon el […]

  6. Piqueos de setiembre (Petroaudios, el conejo de la prensa y Javier Ríos Castillo) :: Reportaje al Perú says:

    septiembre 1st, 2009at 20:52(#)

    […] Los magistrados que votaron a favor de esta super tinka fueron Juan Vergara, Carlos Mesía, Fernando Calle, Gerardo Eto y Ernesto Alvarez. A quien Dios se lo dio, San Pedro se la bendiga. Así que Ríos Castillo obtuvo el super premio con una pequeña ayuda de sus amigos. […]

  7. Desde el Tercer Piso » CUENTO CONSTITUCIONAL says:

    febrero 13th, 2010at 13:05(#)

    […] Al proceso cayó de todo: desde gente muy proba hasta impresentables absolutos. Y el día de la votación en el Congreso, se presentó la verguenza: la elección de un personaje vinculado a Agustín Mantilla, con quien compartió un almuerzo junto a otros personajes que merecerían estar en otro sitio que no fuera un restaurante. […]

  8. Desde el Tercer Piso » OTRA VEZ EL TC says:

    marzo 2nd, 2010at 10:16(#)

    […] a favor de Javier Ríos Castillo, magistrado electo del TC que renunció a su cargo luego de ser ampayado en un extraño almuerzo con Agustín Mantilla. Caretas registró las conexiones de Ríos Castillo con los actuales miembros del TC (ver aquí y […]

  9. Desde el Tercer Piso » CEVASCO, KOURI Y EL CHUPONEO says:

    marzo 2nd, 2010at 12:53(#)

    […] – No es la primera vez que Cevasco cubre a Cabanillas. El ex Oficial Mayor renunció cuando se descubrió que fue el oficioso jefe de campaña de Javier Rios Castillo para entrar al Tribunal Constitucional. Todas las versiones apuntaron a que Cevasco hacía la campaña a Rios, tanto por orden de Cabanillas como por su relación con Oscar López Meneses, uno de los participantes en el célebre almuerzo con Agustín Mantilla. […]

  10. Recomponiendo nuestro Tribunal Constitucional: y ahora, ¿quién podrá defendernos? | Enfoque Derecho: el portal web de actualidad jurídica de THEMIS says:

    septiembre 13th, 2012at 20:30(#)

    […] García Toma, Bardelli Lartirigoyen, Alva Orlandini y Gonzáles Ojeda, y que concluyó en medio de escándalos mediáticos y designaciones […]

Dejar un comentario a esta entrada

Hecho por Inventarte